MÚSICA PARA CAMALEONES

|| karla.lamboglia@gmail.com || BLABLABLABLABLABLA ||

30.3.06



Vendo Cachorros Labradores
¡LINDOS LINDOS!


Coñac y Champaña tuvieron una camada de 11 coctelitos, lindos, lindos. Todos dorados, robustos y bien portados. (Ya saben hacer sus necesidades en papel periódico... entrenaditos!) Interesados, escríbanme a karla.lamboglia@gmail.com, aprovechen que están a precio de ganga (me da hasta tristeza, cuendo pienso que Animals & Pets vende labradores hasta por 800 palos) y yo... bueno... escríbanme y les digo.

8.3.06

¿Pan? ¿Qué es pan?

El día de hoy llegaron a mí los extractos de un ensayo de Baudelaire, uno de los “poetas malditos” del siglo XIX. Epíteto calificativo de connotaciones evidentemente negativas dado a una no tan larga lista de escritores que para la Francia de aquel entonces eran la personificación de los excesos. Ese tipo de cosas que escandalizaban al más liberal de entonces pero que hoy son de lo más normal en cualquier hijo de vecino.
El tipo se fue en una perorata de opiniones acerca de sus impresiones en una serie de temas y el último pedazo del extracto que leí me dejó boquiabierta.

Leía:

Si quiero acatar la ley de los contrastes, que gobierna el orden moral y el orden físico, me veo obligado a ubicar entre las mujeres peligrosas para los hombres de letras, a la mujer honesta, a la literata y a la actriz; la mujer honesta, porque pertenece necesariamente a dos hombres y es un mediocre pábulo para el alma despótica de un poeta; la literata, porque es un hombre fallido; la actriz, porque está barnizada de literatura y habla en "argot"; en fin, porque no es una mujer en toda la acepción de la palabra, ya que el público le resulta algo más preciosos que el amor.

(...) Porque todos los verdaderos literatos sienten horror por la literatura en determinados momentos, por eso, yo no admito para ellos -almas libres y orgullosas, espíritus fatigados que siempre necesitan reposar al séptimo día-, más que dos clases posibles de mujeres: las bobas o las mujerzuelas, la olla casera o el amor.

-Hermanos, ¿hay necesidad de exponer las razones?


Parece una opinión muy retrógrada y limitada, que quisiéramos restringir a una época específica, pero los hombres llevan toda la historia universal con este conceptucho. Desde el tipo que escribió el Génesis y dijo que Eva, madre de Raimundo y todo el mundo y su hermano sería la madre de la perdición también, hasta mis amigos que no fallan enamorándose de las “pan de pueblo” o de las “¿Pan? ¿Qué es pan?”. Se llama complejo de madre/puta. Dice Freud. Déjenme sus opiniones y felicidades a todas las mujeres en el día internacional de la mujer.

1.11.05

Hay quienes por soñar en pares dejan de entender de nones, de adioses y de algunas otras negativas. Prefieren sumirse en amores mediocres a triunfar en soledad, o a estrellarse (qué más da). Pensando en dos de tres casos severos de infatuacíones perpetuas me vinieron a la mente unos versos de Joaquín Sabina, un set de palabras sabias que me enseñaron a decir adiós. A ver si hay alguno más por ahí que pueda beneficiarse del poeta.

Nos Sobran los Motivos

Este adiós no maquilla un hasta luego
este nunca no esconde un ojalá
estas cenizas no juegan con fuego
este ciego no mira para atrás
Este notario firma lo que escribo
esta letra no la protestaré
ahorrate el acuso de recibo
estas vísperas son las de después.
A este silencio tan huérfano de padre
no voy a permitirle que taladre
un corazón
podrido de latir
Este pez ya no muere por tu boca
este loco se va con otra loca
estos ojos no lloran más por ti...

17.8.05

Mariposas y Libélulas

Era mediodía y había
en el portal
dos mariposas
amarillas,
un par de cometas de seda
que bailaban una
sambita de brisa
sobre la calle aún ajetreada donde
el sol me pegaba de frente
y olía humo de los carros.

Seguí observando y
dos libélulas
salieron de la nada
un par de dedos danzantes
luchando contra el viento,
aleteando sin tregua.

El vecino me vió y me dijo que se había escapado mi perro
que cuida'o y se lo roban un día
y yo tribulada pensando en mariposas y libélulas
no le hice ni caso.

Observaba mi escena ensimismada
y entre aleteos y flotaciones
una mariposa blanca vi posarse en el rosal
y sonreí.

De eso escribió
un poeta
una vez
unas palabras.

29.7.05

La amistad, el orgullo y la pureza del lenguaje.
¿Qué más que el título hace falta?
Me di cuenta que más que el silencio
me conviene hacer letras,
así que estoy aquí
editando palabras.
¿La amistad?
ambivalente.
¿El orgullo?
Emperador.
¿La pureza del lenguaje?
No existe.
No hay nada mas que decir.

28.7.05

Hola amigos. Hace tanto tiempo que no escribía nada aquí, que casi se me olvida como se siente. Se siente bien.
Escribo porque me ahogan las horas y necesito la catársis antes que se escapen mis lágimas, mis lágrimas de sentimientos encontrados.
Soy feliz. Soy inmensamente feliz porque una día soñe algo y hoy lo vivo de la manera más surreal y absurda imaginable. Soy desdichada. Soy infeliz y desdichada porque vivo del aire de los que amo y no puedo ser feliz cuando los veo llorar. No me molesta no poder disfrutar mi triunfo, me molesta que ellos no lo puedan disfrutar conmigo. Esta estupidez mía de querer complacer a todo el mundo. No quiero preguntas, ni consuelo, no me llamen ni me manden chats. Como les dije: soy inmensamente feliz.

28.3.05

Estos versos que siguen son como un "merengue con letra", todavía no sé si son lo que deben ser pero tienen un "son" barbaro, así que este es el Publish antes de que caigan bajo el implacable dedo del Delete

Tema del Librero

Tengo libros
en mi librero
de políticos y cocineros,
de gurús y de viajeros,
y de viajes
a través de
fantásticos parajes

También de reyes y sus linajes
de dictadores
y pordioseros
y de unos cuantos
que llegaron
a ser ambos.

Libros de poetas muertos
rusos, gringos y chilenos,
de poetas vivos,
de juega-vivos,
y de los de ambos,
todos panameños.

De escritores pasajeros,
de héroes del tintero,
y de gente común
que tiene dinero.

Hay libros acerca de libros,
libros de libros que nunca existieron
y libros electrónicos en .txt
que no he leído
porque no los prefiero.

Los más vendidos del New York Times
que a veces me da por comprar
y un Cien Años de Soledad
con tapa dura y caja de guardar

libros de revistas,
revistas de libros...

y sobre los libros
libros de música
(con y sin pentagramas)
y un programa
de la
Orquesta Sinfónica
Juvenil Istmeña.

hay papel Bond blanco
y una caja de lápices Mongol
y de gran importancia para mi
un libro de Ingeniería de Control
y otro sobre mantener el control
del Chi.

Además, una edición de Mujercitas
que leyó mi mamá cuando era chiquita
que leí yo cuando era chiquita
en otra edición que luego perdería

Libros de cívica, historia y geografía,
un Nacho de caligrafía,
una Biblia del '76
y un pergamino
de la guerra de los 1000 días

Dispuestos
sin ningún
orden
particular.